Todo sobre carpintería metálica y estructuras, ornamentación, marquesinas, barandas y los mejores tips para tu obra.

Definición y aplicaciones:

Este capítulo es similar al de madera ya que podríamos decir que “casi” todo en la vivienda puede hacerse en metal. Lo que quizás no se construye con mucha frecuencia son acabados de muros en láminas metálicas, micro-perforadas, oxidadas, etc. No porque no sean lindas en apariencia, sino porque son “frías”, y contrariamente a la madera, el metal no es un material “cálido”.

Ejemplo de estructura metálica en acero.

 

Cuando hablamos de carpintería metálica incluimos temas como la ornamentación, el hierro, el acero inoxidable, la estructura en metal, la soldadura, los pernos, las mallas, las láminas micro-perforadas o con diseños especiales, las barandas, la ventanería, las puertas, los paneles de fachada, las cubiertas, las tejas auto portantes, el zinc, la perfilería, la forja.

 

Ejemplo de mallas metálicas para fachadas

 

La ornamentación abarca todos los trabajos en metal donde el corte, las uniones mecánicas o soldadas son realizadas por un profesional. Lo más común en ornamentación son las barandas, las rejas, las escaleras y quizá por último el mobiliario.

Ejemplo de marquesina ornamentada.

 

Otro gran sub-capítulo de la ornamentación son las estructuras tridimensionales en perfilería angular, cuadrada o circular. Esto abarca los trabajos de cerchas, estructuras espaciales, columnas, vigas. Este tipo de modelos tridimensionales son aplicados para los sistemas estructurales de grandes espacios cubiertos como coliseos, bodegas, hangares.

Ejemplo de estructura tridimensional para cubrir grandes áreas

La gran desventaja de las estructuras metálicas con respecto a las estructuras en madera es la resistencia al fuego. Una estructura metálica sometida al fuego se puede desplomar en 20 minutos, mientras que la misma estructura en madera puede durar varias horas antes de venirse abajo, facilitando la evacuación de personas.

 

El acero se emplea básicamente para las estructuras en columnas y vigas. Es más común hablar de este tema en el capítulo de obras civiles, pero podemos incluirlo aquí por la característica de su materia prima. El acero también se moldea y se trabaja en elementos más pequeños, hablamos entonces de la forja en hierro.

Ejemplo de rejas en hierro forjado.

Las barandas en metal son quizás las más utilizadas y existen mil formas de diseñarlas. Es importante recordar algunos criterios de seguridad que deben aplicarse en las barandas. La separación entre barrotes horizontales o verticales no debe ser superior a 11 cm para que la cabeza de un niño no quepa entre ellos.

La altura del primer travesaño horizontal, si lo tiene, debe estar por encima de los 50 cm desde el nivel del suelo terminado, para que no pueda pisarse con facilidad, que no sea fácil usarlo como apoyo.

La altura mínima de una baranda debe ser de 100 cm desde el suelo terminado. Muchos la instalan a 90 o 95 cm, pero yo recomiendo mínimo 100 o 110 cm. De esta forma los niños pequeños están más protegidos y los adultos más tranquilos.

 

La carpintería en acero inoxidable se emplea generalmente en muebles para cocinas de restaurantes o espacios de almacenaje o preparación de alimentos. Antaño se usaba este material para los planos de trabajo de las cocinas en casas y apartamentos, pero hoy en día este material está en desuso para las viviendas. Otra forma de utilizar el acero inoxidable es en las divisiones de los baños, entre sanitarios o como estructura para soporte de vidrios.

 

Las puertas en metal van desde las divisiones en baños públicos como mencionamos anteriormente, hasta elementos industriales tipo grandes puertas corredizas. Las puertas metálicas en la vivienda se usan poco, a no ser que la especificación técnica del local así lo requiera, o un simple gusto por la estética “industrial”.orinales o duchas. Estos equipamientos se relacionan más con edificios terciarios que privados.

La ventanería en lámina y aluminio es uno de los grandes temas de este capítulo. Nos conformaremos con una breve descripción para no alargar mucho el asunto. Las ventanas pueden ser batientes, oscilo-batientes, oscilantes, pivotantes, basculantes, guillotina, corrediza o plegable. El tipo de marco que se emplea en la ventanería depende directamente del presupuesto que se quiera dedicar. Cabe decir que el tipo de marco empleado y la calidad de los herrajes hacen que la ventana dure poco o mucho tiempo, ya que el vidrio es fácilmente reemplazable.

Las características de una ventana son las siguientes: la estética, sus acabados, su aspecto exterior e interior; su robustez, la solidez de su marco; la calidad de su marco, si tiene cámaras termo-acústicas o no.

La mecánica, la facilidad con la que abre y cierra, cualquiera sea su modo de apertura; sus herrajes, fuera de su sistema interior, la facilidad con que se pone seguro o se ajusta al marco; su impermeabilidad al agua y al aire, siendo el tema del aire sumamente importante en climas fríos como Bogotá.

Ejemplo de ventana en altillo que se convierte en balcón.

 

CONCLUSIONES

NO contrate ningún tema de este capítulo sin la asesoría de un arquitecto. Que se trate de cerchas, estructura metálica, escaleras, barandas o ventanas, apóyese en el conocimiento que le puede aportar un profesional de la construcción. La seguridad de su familia puede estar en juego.

Lo que NO debe hacer:

NO contrate ningún tema de este capítulo sin un previo diseño sobre planos. El diseño le permite pedir cotizaciones bajo unas mismas cantidades y poder así comparar lo comparable. Le permite también definir los detalles con antelación y no quedar a la voluntad del contratista.

 

Lo que debe retener:

La carpintería metálica es un capítulo complejo que requiere tomar muchas precauciones. No sólo se trata de construir, soldar y ensamblar, se trata también y sobre todo de acabados, detalles, pintura, ergonomía y garantías. Si contrata el ornamentador de la esquina para hacer la tapa de una caja de inspección no hay problema, pero si quiere contratar el cambio de la totalidad de su ventanería en un apartamento sobre una calle ruidosa, le aconsejo que me dé una llamada primero.

 

Mi consejo:

La mayoría de las empresas y contratistas tratan de sacar siempre una “tajada” más grande del pastel. Si se enteran que están siendo sometidos a competencia en presupuesto, la perspectiva es diferente y la forma de abordar el proyecto, serán más dóciles.

Si, mejor aún, existe un proyecto definido en planos y existe un arquitecto detrás de todo, créanme que se comportarán como mascotas bien entrenadas y obedientes.

No se deje tumbar, contrate un arquitecto y ahorre dinero y dolores de cabeza.


Recuerda que puedes encontrar otros artículos para completar la información aquí en el Blog.

Soy Santiago B. Jaramillo.

Cualquier duda que tengas, puedes contactarme al 316 536 1000 o escribirme a: info@remodelar.tips